Capitales

Una vez la persona que ha fumado el peta considera que ha fumado lo suficiente y decide rularlo; grita el nombre de un país “¡Francia!” y la primera persona con ganas de fumar que responda correctamente “¡París!“, es el próximo que fuma.

Naturalmente, existen esos cracks de las capitales que te sabrán decir hasta la del país más infinitamente desconocido que puedes encontrar en la faz de la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *