Catalana

catalana

El inventor de este truco (un amigo nuestro), si se puede nombrar truco (ya que el efecto que se consigue es nulo cien por cien), se quedó satisfecho después de inventarlo. Se necesita un peta y no más de cuatro o cinco fumetas. Estos se han de colocar en círculo, derechos y cogidos por los hombros y se va pasando el puro y soplando el humo del mismo hacia abajo para que después suba y, en teoría, inhales humo constantemente y suba más (parecido al submarino). Sólo digo que después de hacerlo acabas con los ojos llorando (por la cantidad de humo que ha entrado en contacto con ellos) y con dolor de cabeza 😛

Americana

Este truco es exclusivamente para gente que sepa fumar bien. También es importante saber aguantar el humo en los pulmones. Antes de explicar en que consiste aviso que tulle bastante, aunque de una manera diferente a la del Tysson o otros trucos, se hace difícil de explicar ya que es una sensación que uno mismo siente después de hacer la Americana.

Bueno, consiste en lo siguiente: se necesitan tres o más personas (no demasiadas, siete u ocho como máximo). También se precisa, evidentemente, un peta normal o una L, no más. Aconsejo hacerlo con el peta entero y no rajarse (vale la pena). El grupo que se dispone a hacer la Americana se colocará en círculo, y se empezará el peta. El primero hará un calo (dependiendo del grado de tullimiento que se pretende coger será pequeño o grande), aguantará el humo y le pasará el puro al segundo, y así sucesivamente. El primero debe aguantar el humo hasta que le vuelva a llegar el porro. Si la redonda es de poca gente, también se pude hacer una ronda de dos calos consecutivos, o incluso tres.

Iguana

Para hacer este truco se necesitan dos personas experimentadas en el campo de los porros y que sobretodo, sepan fumar bien. Se puede hacer con cualquier tipo de peta aunque es aconsejable utilizar uno sencillo o de no más de 4 boquillas.

Iguana

El «donante» da un calo al porro aguantando el humo, tira la ceniza sobrante en el cenicero, se introduce el porro en la boca del revés y lo aguanta con los labios por la boquilla (con cuidado intentando no quemarse los labios). Entonces coloca la el puño, por el lado del pulgar, justo en la boquilla del porro, dejando que esta se introduzca un poco dentro del puño formando así un canalillo. Es decir, si se sopla, el humo saldrá por el otro lado del puño.

El otro fumador, el «recipiente» pone su puño junto al del otro y se coloca simétricamente. Mientras el donante sopla fuerte (para que salga mucho humo), el recipiente aspira a pulmón todo el humo que le vaya llegando hasta que no pueda más. Entonces se dshace lentamente la Iguana y el subidón está garantizado…

Para una mayor efectividad, el que sopla puede abrir ligeramente los labios por los lados. Es aconsejable practicar los movimientos antes de probar la Iguana por primera vez, incluso preparar la posición de las manos antes de introducir el porro en la boca. Utilizad un porro largo para que el donante no se queme los labios, se puede aguantar entre 10 y 20 segundos con el porro en la boca sin quemarse.

En el caso que no tengáis reparos también podéis hacerlo sin manos, es muy sexy y pone cachondo dar de fumar o que te dé de fumar una tía buena, ¡probadlo! 😀

La chimenea

Estoy totalmente en contra de este truco por ser más espectáculo que efectividad. Llénate la boca de humo y sácalo lentamente. A medida que haces esto, aspira por la nariz. Sólo te saldrá si sabes fumar bien (no a pulmón). Luego puedes sacarlo otra vez por la boca y aspirarlo por la nariz, etc…

Metralleta

Este truco es muy fácil y uno de los más viejos. Métele un tiro muy hondo al porro sacando el peta de tu boca y poniéndolo rápidamente de manera que sea más bien un calo de humo-aire-humo-aire… Está muy guapo este también y es muy fácil de hacer.

Sapo

Una variación del Tysson pero quizás no tan potente y matadora. Ponte de cuclillas y llénate la boca. Ponte de pie y aspira durante un segundo (no te debes llenar los pulmones). Vuélvete a poner de cuclillas y vuelve a meterle, vuélvete a levantar y aspira. Házlo varias veces seguidas y muy rápido. Si lo haces bien, irás saltando como un sapo. El récord de Lord ParadiZe son 18 sapos seguidos. ¡A ver quien lo supera!

Tysson (o Tyson)

Bastante potente, no lo recomiendo hacer más de 3 veces seguidas.

Ponte de cuclillas y métele el calo más grande de tu vida y dale el peta a alguien o déjalo en el cenicero. Ahora, sin moverte de la posición ni sacar el humo, junta los cuatro dedos de la mano y forma un ángulo de 90º entre el índice y el pulgar. Debes poner los labios justo en la esquina y soplar lo más fuerte que puedas por la boca. No ha de salir nada de aire y se te pondrá la cara roja del esfuerzo. Mentalmente cuenta 10 segundos lentos. Una vez hayan pasado estos segundos, para de soplar y estira las piernas levantándote de golpe mirando hacia arriba. Una vez estás de pie, saca el humo (o lo que quede) muy lentamente hacia arriba y con la boca bien relajada. Si vas moradillo, te puedes caer para atrás, recomiendo que tengas un colega para aguantarte o un sofá. Aprendeos los pasos y probadlo, ¡uno de los mejores!

Recomiendo lo del sofá, así cuando acabas puedes relajar todo el cuerpo y dejarte caer hacia atrás, ¡mola mucho!

Stock 15

Este truco solo lo podrás hacer si sabes fumas «bien» y no a pulmón. Métele un calo normal, luego, mientras sacas el humo por la nariz, llénate la boca de humo (como un calo). Cuando hayas sacado todo el humo de los pulmones sácate el porro y aspira el humo de tu boca. Mientras sacas el humo por la nariz, llénate la boca otra vez y así repetidamente.

Stock truco fumeta

El objetivo del Stock es que no tengas aire en los pulmones durante todo el Stock. Si lo haces bien y constante, parecerá como si respiraras por el peta. Es un poco lioso al principio aunque cuando aprendes la dinámica habéis triunfado. Cuenta las veces que lo haces, si lo haces 8 veces entonces has hecho un «Stock 8″.